El Museo de la Palabra y la Imagen recibió en donación documentos que consignan la aspiración del General Maximiliano Hernández Martínez de reelegirse como presidente de la República de El Salvador, para lo cual, en 1938 encomendó al Subsecretario de Gobernación, Hermógenes Alvarado, hijo, que realizara un estudio jurídico sobre la posibilidad de introducir cambios constitucionales que permitieran cumplir con su aspiración política de permanecer en el cargo. 

Entre estos documentos entregados al MUPI, se encuentra la carta que el Subsecretario de Gobernación presentó al General, días después de informarle que constitucionalmente la reelección no era posible, y por lo tanto presentaba su renuncia por no estar de acuerdo con el continuismo.

Este acervo documental fue donado recientemente, por la familia del Dr. Ángel Rápalo Muñoz, (1921-2016), médico hondureño, quien vino a El Salvador exiliado, a raíz de las políticas de la dictadura de Tiburcio Carias.