Tomado de RT

El cuerpo de la salvadoreña Victoria Esperanza Salazar, que murió el pasado 27 de marzo durante un operativo policial en la ciudad mexicana de Tulum, ha llegado la mañana del sábado a El Salvador, informó la Cancillería del país centroamericano.

El féretro con los restos de la mujer de 36 años arribaron al país en un avión donde viajaron también la madre de la víctima, Rosibel Arriaza, y las dos hijas de Victoria, menores de edad.

El Gobierno salvadoreño informa que proporcionaron las facilidades necesarias para "repatriar los restos mortales de su connacional y brindar el apoyo correspondiente a su familia".