Tomado de RT

El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, ha manifestado su preocupación sobre la decisión de El Salvador de convertir el bitcóin en moneda de curso legal.

"Me preocupa que el país elija esta moneda como nacional", declaró Bailey respondiendo a una pregunta durante un discurso el jueves en la Universidad de Cambridge. "Lo que más me preocupa es si los ciudadanos salvadoreños entienden la naturaleza y la volatilidad de la moneda que poseen", expresó.

Además, Bailey ha agregado que el Fondo Monetario Internacional (FMI), que monitorea los riesgos para los mercados financieros mundiales, no está contento con la política financiera de la nación centroamericana.

La declaración final de la misión del FMI en El Salvador en 2021 sugiere que la tecnología criptográfica y los sistemas de pago digital tienen la capacidad de mejorar la eficiencia de las transacciones, pero "al considerar la alta volatilidad de los precios de bitcóin, su uso como moneda nacional conlleva riesgos significativos para la protección del consumidor, la integridad y la estabilidad financiera".

Aunque, el Banco de Inglaterra, junto con la Tesorería de su Majestad del Reino Unido, están explorando la posibilidad de crear su propia moneda digital, existirá junto con el efectivo y los depósitos, y no va a reemplazarlos.

El Gobierno de El Salvador adquirió este 26 de noviembre otros 100 bitcoines, aprovechando la caída de 7,7 % de su valor, según tuiteó el mismo día el presidente del país, Nayib Bukele, quien convirtió la divisa virtual en moneda de curso legal junto con el dólar a partir del 7 de septiembre.

"El Salvador acaba de comprar en baja", escribió Bukele en Twitter.

 

¿Qué es el Banco de Inglaterra?

El Banco de Inglaterra (BoE, Bank of England por sus siglas en inglés) es el banco central del Reino Unido. Tiene una amplia gama de responsabilidades, similares a las de la mayoría de los bancos centrales de todo el mundo. Actúa como el banco del gobierno y el prestamista de último recurso. Emite divisas y, lo más importante, supervisa la política monetaria.